TecnoInFe: Tecnología, Informática y Educación

miércoles, 14 de marzo de 2018

Ergonomía Computacional


La ergonomía es el estudio de datos biológicos y tecnológicos aplicados a problemas de mutua adaptación entre el hombre y la máquina. Deriva de 2 voces griegas: ergon–trabajo y nomos–ley. El objeto de estudio es dicho sistema (hombre-máquina) con la finalidad de mejorar la eficiencia, la eficacia, seguridad, confort y bienestar del trabajador.

Tiene una doble aplicación: 

1.- Como base para adaptar las personas al trabajo (a través de selección, adiestramiento, etc.) 
2.- Como base para adaptar las situaciones de trabajo a la capacidad y limitación de las personas. Este último enfoque es el de mayor auge y es el que más tendremos en cuenta en este blog.

MONITOR:


ÁNGULO DE VISIÓN:

La parte superior de la pantalla debe estar a una altura similar a la de los ojos, o ligeramente más baja. De esta manera se evita la sobre-exigencia de los músculos de la columna vertebral sobre todo los de la nuca, que dan como resultado dolores de cabeza, espalda, hombros y/o cuello.

DISTANCIA:

En las tareas que impliquen la lectura de datos o de un texto, la distancia entre la pantalla y la persona debe ser superior a 40 cm e inferior a 70cm.

UBICACIÓN:

El usuario debe ubicarse siempre de frente al monitor. La pantalla ha de colocarse perpendicular a las ventanas. Nunca enfrente o de espaldas a ellas. En el primer caso, al levantar la vista, se pueden producir deslumbramientos. En el segundo, los reflejos de la luz natural sobre el cristal son inevitables.

CARACTERÍSTICAS:

Sus colores han de ser claros y mates. Así se evitan reflejos.

Los caracteres tienen que estar bien definidos, con un buen nivel de contraste con respecto al fondo, de tamaño suficiente y con un espacio adecuado entre los renglones.

La imagen de la pantalla ha de ser estable, sin destellos, reflejos, centelleos o reverberaciones.
Regulable en cuanto a brillo y contraste. Para adaptarlos a las condiciones del entorno. Además, los mandos, interruptores y botones deben ser fácilmente accesibles, con el fin de que permitan una sencilla manipulación


TECLADO


Al manipular un teclado, las manos adoptan una posición forzada hacia afuera. Los movimientos rápidos y repetitivos pueden provocar tendinitis, tenosinovitis, o cualquier lesión asociada a dichos sobreesfuerzos, especialmente si la estación de trabajo no está organizada adecuadamente.

CARACTERISTICAS:

Que sea mate y de colores claros. Para evitar reflejos.

Independiente de la pantalla del ordenador. Es decir, móvil, que permita adoptar una postura cómoda que no provoque cansancio.

Regulable en cuanto a inclinación. En un intervalo de 10º a 15º, con el fin de evitar movimientos forzados de las articulaciones, que pueden derivar en lesiones. Se recomienda que la línea media del teclado (tercera fila), no se levante más de tres centímetros de la superficie de trabajo.

Estable durante su uso.

Los símbolos de las teclas deben resaltar y ser legibles desde la posición normal de trabajo.

Teclas cóncavas. Es mejor este tipo de superficie, ya que facilita su utilización.

Separación suficiente entre las distintas partes del teclado.

Suave en su manipulación. Que no requiera ejercer una presión grande sobre las teclas que se pulsan.

Que no provoque ningún ruido. Sin embargo, al accionarse debe dar una señal táctil, acústica o visual.

UBICACIÓN:

Se recomienda que el teclado esté a la altura de los codos para poder descansar los hombros en forma permanente, con un apoyo adecuado de antebrazos y muñecas. Debe ubicarse justo debajo del monitor ya que si se encuentra situado lateral a él obliga al usuario a girar la cabeza, situación que, mantenida en el tiempo, provoca un acortamiento de los músculos afectados.


MOUSE


Hay ratones diseñados específicamente para los contornos de las manos, derecha o izquierda. Se debe ubicar el dispositivo a su alcance ofreciendo así una comodidad natural y máxima coordinación mano-ojo, de lo contrario puede causar molestia en el hombro, la muñeca, el codo y antebrazo. Hay que asegurarse de estar sentado a una altura tal que la muñeca no se extienda, y así su mano descanse naturalmente sobre el Mouse.

APOYA MUÑECAS:

Tienen como finalidad evitar colocar las manos en una posición muy arqueada tanto para arriba como para abajo.

De todas las variables de posicionamiento de las muñecas la correcta es la neutral (posición en la cual manos, muñecas y antebrazo están en línea recta).

Este tipo de elemento está diseñado con una una superficie acolchada y suave para evitar la irritación de la piel.


MOBILIARIO


Dado que las posturas y los movimientos naturales son indispensables para un trabajo eficaz, es importante que el puesto de trabajo se adapte a las dimensiones corporales del operario. No obstante, ante la gran variedad de tallas de los individuos, éste es un problema difícil de solucionar.

Para establecer las dimensiones esenciales de un puesto de trabajo de oficina, tendremos en cuenta los siguientes criterios:

·         Mesa o superficie de trabajo.
·         Zonas de alcance óptimas del área de trabajo.
·         Silla.

MESA O SUPERFICIE DE TRABAJO


Una buena mesa de trabajo debe facilitar el desarrollo adecuado de la tarea; por ello, a la hora de elegir una mesa para trabajos de oficina, deberemos exigir que cumpla los siguientes requisitos:

Si la altura es fija, ésta será de aproximadamente 70 cm. En este caso, es fundamental que la silla sea regulable, o se debe usar un apoyapies para aquellos que lo precisen (es aconsejable que éste sea de material antideslizante).

Si la altura es regulable, la amplitud de regulación estará entre 68 y 70 cm.
La superficie mínima será de 120 cm de ancho y 80 cm de largo.
El espesor no debe ser mayor de 3 cm.
Permitirá la colocación y los cambios de posición de las piernas.
La superficie superior no sólo debe ser lisa sino tiene que ser de un color que permita descansar la vista y no genere efectos psicológicos negativos.
Además esta no tiene que reflejar la luz proveniente de cualquier fuente, por lo cual debe ser mate. Esto permitirá eliminar reflejos, deslumbramientos y otros efectos que producen el cansancio de la vista por esfuerzo.
Otro punto a tener en cuenta es la terminación del contorno, este tiene que ser bien redondeado, para evitar que al apoyar los brazos, marque la zona de contacto y cierre la circulación de la sangre a las manos.


SILLA

El asiento de trabajo deberá ser estable, proporcionando al usuario libertad de movimiento y procurándole una postura confortable.
La concepción ergonómica de una silla para trabajo de oficina ha de satisfacer una serie de datos y características de diseño:
Regulable en altura (en posición sentado) margen ajuste entre 38 y 50 cm.
Anchura entre 40 - 45 cm.
Profundidad entre 38 y 42 cm.
Acolchado de 2 cm. recubierto con tela flexible y transpirable.
Borde anterior inclinado (gran radio de inclinación).
Un respaldo bajo debe ser regulable en altura e inclinación y conseguir el correcto apoyo de las vértebras lumbares.
El respaldo alto debe permitir el apoyo lumbar y ser regulable en inclinación. Este permite un apoyo total de la espalda y por ello la posibilidad de relajar los músculos y reducir la fatiga.
La base de apoyo de la silla deberá ser estable y para ello dispondrá de cinco brazos con ruedas que permitan la libertad de movimiento.
La utilización de apoyabrazos está indicada en trabajos que exigen gran estabilidad de la mano y en trabajos que no requieren gran libertad de movimiento y no es posible apoyar el antebrazo en el plano de trabajo. La forma de los apoyabrazos será plana con los rebordes redondeados.

ILUMINACIÓN

Como indicaciones de carácter general a tener en cuenta para una correcta iluminación del área de trabajo serán:
Las luminarias deberán equiparse con difusores para impedir la visión directa de la lámpara.
Las luminarias se colocarán de forma que el ángulo de visión sea superior a 30º respecto a la visión horizontal
La situación de las luminarias debe realizarse de forma que la reflexión sobre la superficie de trabajo no coincida con el ángulo de visión del operario.


POSTURA

 La postura de trabajo correcta en posición de sentado es la que el tronco está más o menos derecho, los brazos en forma tal que creen un ángulo recto, pero siempre existen pequeñas variaciones, dadas por que la persona trabaja ligeramente reclinada hacia adelante como ser en la escritura, en este caso lo ideal es colocar en el puesto de trabajo un asiento con un respaldo a 90°, en los demás casos los respaldos debe ir entre 93° y 98°, etc., a menudo estas son las posiciones ideales, raramente se encuentra en la práctica y es difícil de mantener durante un período prolongado. De hecho para estar confortable es necesario proceder a cambios de postura. Esto se logra intercalando el trabajo en la computadora con otro tipo de tareas, proporcionando al empleado la oportunidad de movimiento, lo ideal es hacer pausas de trabajo en forma programada.



Siempre recuerda esto: